Ataduras

En el acto de inmovilizar mediante ataduras a otra persona durante el juego erótico se tiene un componente altamente excitante para algunas personas.

Conoce todos los tipos de ataduras disponibles para poder practicar este juego con tu pareja (siempre con consentimiento).

En esta sección podrás encontrar los mejores juguetes para bondage, tales como ataduras BDSM, esposas eróticas o cuerdas para hacer nudos BDSM. ¡Todo un mundo de placer se abrirá ante ti cuando pruebes el bondage!

¿Qué es el bondage?

Una de las prácticas sexuales más comunes para aquellos que quieren probar el BDSM son las ataduras. Se trata de un elemento muy sensual en las relaciones sexuales, que puede favorecer el placer de ambas partes: para una, la privación del movimiento; para la otra, la capacidad inmovilizadora sobre su compañero. 

El bondage es la práctica que asegura el placer de inmovilizar o ser inmovilizado. Se realiza mediante ataduras, bien sean cuerdas, esposas o cinta. La privación de la capacidad de movimiento puede ser muy excitante a la hora de practicar diferentes juegos sexuales. El bondage es, quizás, la práctica de BDSM más extendida

Además, el bondage también incluye otros componentes, como vendas para los ojos o mordazas. Todo ello con el objetivo de privar de diferentes sentidos o capacidades a uno de los miembros de la pareja, pero siempre con consentimiento y consenso.

¿Te atreves a disfrutarlo?

El componente inmovilizador

El hecho de inmovilizar o ser inmovilizado tiene un punto muy excitante para algunas personas. En el caso de los primeros, para tener el control total sobre el cuerpo de la otra persona, y en el caso de los segundos, es una entrega total de su placer a otra persona, quien está controlando su cuerpo inmovilizado.

Tanto el uso de cuerdas o cadenas para privar del movimiento corporal como el uso de vendas en los ojos o mordazas son elementos muy excitantes a la hora de tener relaciones sexuales.

El componente visual

El bondage cuenta con un componente estético muy importante, pues ver algunas ataduras sobre el cuerpo puede ser muy excitante. Las relaciones sexuales mantenidas con uno de los cuerpos inmovilizados, que generalmente es el de la mujer, suponen una excitación extrema en ambas partes.

El poder del Shibari

El Shibari (atadura, en japonés) es la técnica de ataduras de la que surge el bondage como práctica sexual. En el siglo XVI, los prisioneros japoneses eran atados con esta técnica, que consistía en reducir e inmovilizar mediante el uso de cuerdas. No es hasta finales del siglo XVII cuando aparecen estas imágenes con fines eróticos.

Una de las ventajas de esta práctica es que no solo se disfruta de la estimulación directa de los genitales, sino que el proceso de atado puede ser tanto o más excitante.

Los mejores complementos para ataduras bondage

Para conseguir el mayor placer para ambas partes de la relación bondage, es recomendable el uso de artículos que no dañen la piel, como cuerdas de algodón o elementos de cuero. Si decides probar algunos de los complementos de ataduras bondage, ¡en DePolvoYPaja te ofrecemos los mejores!

Si hay algo que no logras localizar, escríbenos y nosotros desde DePolvoyPaja lo haremos por ti.

Abrir chat