Vibradores

El término vibradores viene de la palabra “Vibración” cuyo significado es: “movimiento de vaivén corto y de poca amplitud”.

¿Cómo funciona un vibrador?

A través de la transmisión de la vibración en estos juguetes eróticos delicados y sensibles con tu piel, los vibradores proporcionan un placer intenso en las zonas erógenas del cuerpo. El vibrador imita las contracciones pélvicas que se dan cuando se alcanza el orgasmo y es un fantástico facilitador del mismo. Ya sea en solitario o en compañía, los vibradores se convierten en un maravilloso aliado y compañero.

Que es un vibrador?

El primer vibrador se utilizaba con fines terapéuticos desde el siglo XIX. Lo griegos ya diagnosticaban multitud de síntomas femeninos tales como dolor de cabeza o retención de líquidos, incluso la tendencia a causar problemas  (de locos ¿verdad?), con una enfermedad denominada histeria. Palabra griega procedente de hystera, denominación del hútero. Pues bien. Una de las labores de los médicos consistía en masajear la zona pélvica para eliminar la histeria a través de la consecución del orgasmo, lo que se daba en llamar paroxismo histérico. Con la llegada de nuevos conceptos y teorías médicas, en el siglo XX el vibrador dejó de cumplir esa función y se abandonó dicha práctica curativa. En fin, menos mal que como especie, nos hemos ido despojando de ciertos estereotipos y costumbres; aunque nos quedaremos con lo positivo del invento y lo que nos hace disfrutar 😉.
Tipo de vibradores
Vibradores para el clítoris

Existen diferentes vibradores para la estimulación del clítoris y del pene también.

Por un lado, las balas vibradoras y los masajeadores, manejables, unisex y muy cómodos. Vibración intensa en un tamaño muy adecuado para llevar siempre contigo. Para ella y para él.

Por otra parte, los succionadores de clítoris se han convertido en imprescindibles por su sorprendente eficacia en la consecución de intensos y placenteros orgasmos. Estimulan el clítoris mediante una delicada o enérgica succión y se han ganado el derecho de ser considerados auténticas fuentes de placer.

Vibradores para la vagina y Punto G

Aquí encontramos tanto a los clásicos vibradores en forma de pene o de estructura más recta,  como a los que por su forma, logran alcanzar ese más  interesante lugar de tu cuerpo, el punto G, y dotar con su vibración tanto a tu masturbación como a tu relación de pareja, de apasionados y ardientes momentos.

Vibradores conejito

Son los reyes de tu fondo de armario. Su versatilidad favorece mediante la vibración y el juego la estimulación dual de la vagina, el punto G y el clítoris al mismo tiempo y logran convertir un momento íntimo en una deliciosa ocasión para disfrutar de los placeres de nuestro cuerpo.

Vibradores Anales

Los vibradores anales tienen una anatomía especial y poseen la cualidad de estimular el ano y el recto mediante una penetración sutil y adecuada. Además, el punto P también existe y es sorprendentemente sugerente.

Vibradores para las parejas

Los vibradores para los dos que permiten el goce mutuo al posibilitar la penetración y por tanto, ofrecer más placer todavía. ¿No es el complemento ideal?.

Conoce todo los tipos de Vibradores en esta sección de PolvoyPaja

Abrir chat